Concepto del alma para platon

Concepto del alma para platon
Contenidos de este artículo
  1. La wiki del alma
    1. Platón 3 partes del alma persona
    2. Platón tres partes del alma
    3. La teoría del alma de Aristóteles

La wiki del alma

La teoría del alma de Platón, que se inspiró en las enseñanzas de Sócrates, consideraba que la psique (ψυχή) era la esencia de una persona, siendo aquello que decide el comportamiento de las personas. Platón consideraba que esta esencia era un ocupante incorpóreo y eterno del ser de una persona. Platón decía que incluso después de la muerte, el alma existe y es capaz de pensar. Creía que, a medida que los cuerpos mueren, el alma renace continuamente (metempsicosis) en cuerpos posteriores. Platón dividió el alma en tres partes: el logistikon (razón), el thymoeides (espíritu) y el epithymetikon (apetito).

Platón fue la primera persona en la historia de la filosofía que creyó que el alma era tanto la fuente de la vida como de la mente[1] En los diálogos de Platón, encontramos que el alma desempeña muchos papeles dispares. Entre otras cosas, Platón cree que el alma es lo que da vida al cuerpo (lo que se articula sobre todo en las Leyes y el Fedro) en términos de automovimiento: estar vivo es ser capaz de moverse a sí mismo; el alma es un automovimiento. También piensa que el alma es la portadora de las propiedades morales (es decir, cuando soy virtuoso, es mi alma la que es virtuosa a diferencia de, por ejemplo, mi cuerpo). El alma es también la mente: es lo que piensa en nosotros.

Platón 3 partes del alma persona

El auriga, al ser el que lleva las riendas, tiene el deber, el derecho y la función de guiar y controlar a los caballos. Del mismo modo, la parte racional del alma tiene el derecho de gobernar las partes espirituales y apetitivas. El auriga no puede llegar a ninguna parte sin los dos caballos, y por esta razón estos tres están vinculados entre sí y deben trabajar juntos para alcanzar sus objetivos. La parte racional del alma tiene este mismo tipo de relación con sus otras partes, pues las potencias del apetito y del espíritu son indispensables para la vida misma. La razón trabaja con y sobre el espíritu y el apetito, y estos dos también mueven y afectan a la razón. Pero la relación de la razón con el espíritu y el apetito está determinada por lo que la razón es: una facultad de búsqueda de objetivos y de medición. Las pasiones también se dedican a la búsqueda de objetivos, ya que buscan constantemente el objetivo del placer. El placer es una meta legítima de la vida, pero las pasiones, al ser simples impulsos hacia las cosas que dan placer, son incapaces de distinguir entre los objetos que proporcionan un placer mayor o más duradero y los que sólo parecen proporcionar estos placeres.

Platón tres partes del alma

Gran parte de los escritos de Platón son en realidad grabaciones escritas de la obra de Sócrates. El filósofo Sócrates fue ejecutado sin dejar constancia de sus filosofías, aunque muchos de sus alumnos siguieron compartiéndolas. Así es como los estudiosos modernos conocen a Sócrates. Su alumno Platón transcribe gran parte de las teorías y enseñanzas significativas de Sócrates. Por supuesto, gran parte de la filosofía del propio Platón también aparece en las recreaciones. Sus teorías más conocidas son las que discuten la naturaleza del alma humana, como en el Fedro, donde Platón describe un diálogo entre Sócrates y el alumno de Sócrates, Fedro, sobre la estructura del alma del erastes.

Los filósofos intentan establecer la existencia y permanencia del alma y luego, con eso terminado, teorizan sobre la forma y función de la cualidad intangible del hombre, esa cosa el alma. De todas las teorías, la que avala Platón en el Fedro y que presumiblemente se originó con Sócrates es quizá la más popular y bien analizada: la de un alma compuesta por tres partes: una que tiene hambre, otra que controla y otra que es la aliada del controlador.

La teoría del alma de Aristóteles

3Recientemente se ha alegado que las tres alegorías de los libros centrales de la República (sol, línea y caverna) contienen conceptos ajenos al pensamiento de Platón, especialmente una noción de trascendencia ajena a su filosofía6. Como en el contexto de este trabajo no puedo dedicarme a refutar detalladamente las diversas interpretaciones de este pasaje, me limitaré a presentar mi propia exégesis7.

4Las tres alegorías son introducidas por un pasaje (504a2-506e7) que aún no ha recibido la atención que merece. Marca la continuidad temática con otro diálogo, el Filebo, y muestra también la perspectiva desde la que deben leerse las tres alegorías. Sócrates/Platón ofrece valiosas pistas sobre su concepción del Bien a través de su crítica a las otras nociones del Bien supremo para la vida humana. Señalaré sólo tres de ellas:

6La alegoría del sol, introducida para aclarar en qué sentido el Bien no es ni placer ni inteligencia, sino algo distinto de ambos, complementa, por tanto, la idea implícita del pasaje introductorio. El Bien es medida, pero también causa eficiente del mundo ideal e incluso del propio mundo del devenir a través del sol, su vástago9.

Otros artículos que pueden ser de tu interés

Subir

Este sitio web utiliza cookies Mas info

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad